Los restos óseos de un capibara que vivió hace 11 mil años en la región de la frailesca, fueron descubiertos en la localidad de Los Mangos del municipio de Villaflores, Chiapas.

Las investigaciones al respecto iniciaron desde el año 2016 y es un registro nuevo para el estado de Chiapas.

El descubrimiento fue realizado por el paleontólogo Gerardo Carbot y el biólogo Luis Enrique Gómez Pérez, dentro de un predio que funciona como fábrica de ladrillos.

Los huesos forman parte de la mandíbula, de la columna vertebral y otras dos partes aún no definidas.

La zona de la frailesca estaba habitada por mamíferos de gran tamaño como el perezoso gigante, mamut, armadillos gigantes, félidos dientes de sable, venados, caballos y mastodontes, entre otros.