La coordinadora del Partido del Trabajo en el Congreso de la Ciudad de México, Circe Camacho Bastida lamenta que con la decisión del Gobierno capitalino de recortar 8 por ciento del Presupuesto de las Alcaldías, el órgano legislativo abandonará una de sus principales atribuciones.

• Con el recorte a las Alcaldías, el Congreso CDMX perderá sus atribuciones.

• Hay Alcaldías que sólo han ejercido el 60 por ciento del Presupuesto, y no les afectará el recorte.

CIUDAD DE MÉXICO, 18 de junio, (GUILLERMO JUÁREZ / CDMX MAGACÍN).—La coordinadora del Partido del Trabajo en el Congreso de la Ciudad de México, Circe Camacho Bastida lamenta que con la decisión del Gobierno capitalino de recortar 8 por ciento del Presupuesto de las Alcaldías, el órgano legislativo abandonará una de sus principales atribuciones.

“Prácticamente perderemos, o sea, el Congreso de la Ciudad de México pierde la posibilidad y la capacidad de determinar uno de los asuntos más importantes que son responsabilidades de nosotros los diputados: el Presupuesto de la Ciudad de México”, afirma la diputada.

 

“Se le dieron (a Claudia Sheinbaum) muchísimas más libertades, en las que prácticamente el Presupuesto de la Ciudad de México, no solo es decidido por la Secretaria de Finanzas.»

 

En entrevista con CDMX MAGACÍN, Camacho Bastida acepta abundar sobre el recorte previsto desde la Secretaría de Finanzas pasando prácticamente por encima de las atribuciones del Congreso de la CDMX, la afectación que tendrá a las Alcaldías este ajuste, pues algunas que no han ejercido el Gasto no se verán afectadas, pero las que sí han gastado conforme a lo programado sí tendrán mayores apuros.

De entrada, se le pregunta su opinión en lo general de ese recorte del 8 por ciento. Y responde:

“Claro, mira, la situación es bastante compleja, porque estamos en un contexto que nunca en la historia había sucedido. Hay un tema de recaudación para poder apoyar los sectores que en este momento son y han sido vulnerados por los Gobiernos pasados, mal atendidos o en completo abandono.

“Entonces, es complejo, porque además también las Alcaldía, las Secretarias, los Organismos Autónomos tienen un Presupuesto para poder ejecutar su trabajo, su labor. Y ahora ante esta pandemia por COVID-19 necesitamos encontrar un punto intermedio que permita atender las necesidades y requerimientos que esta coyuntura está demandando”.

Circe Camacho también considera que deben tener cuidado con el recorte para no dejar en condiciones complejas a ningún ente de gobierno.“Las Alcaldías, así como las Secretarias, los Organismos Autónomos, tienen un Presupuesto para poder ejecutar su trabajo, su labor, pues ante esta pandemia COVID-19 necesitamos encontrar un punto intermedio”.

—Este 8 por ciento, ¿cómo va a impactar de manera negativa en las Alcaldías, en específico a los Programas Sociales? ¿Están garantizados? ¿Van a ser afectados?

—Mira, hay Alcaldías en las que va a afectar más que a otras, porque han ejercido su Presupuesto de forma digamos, más adecuada; hay otras Alcaldías que han ejercido su Presupuesto al 60 por ciento (de lo programado) y que evidentemente, este 8 por ciento les va a afectar más porque tenían un plan de desarrollo; tenían un plan de trabajo de todo un año.

Sigue: “Hay Alcaldías que no han ejercido el Presupuesto como hasta el momento debiera ser, y por lo tanto ese 8 por ciento no va tener afectación, porque todavía tienen muchísimo Presupuesto ahí guardado. La afectación de este mismo recorte del 8 por ciento va a depender, efectivamente, del desempeño, del desarrollo de cada Alcaldía.

“Hay Alcaldías que no han ejercido el Presupuesto como hasta el momento debiera ser y por lo tanto, ese 8 por ciento no va tener afectación porque todavía, tienen muchísimo Presupuesto allí guardado”.

—En cuanto al Dictamen, discutido en el Junta de Coordinación Política ¿Usted cómo lo vio, como lo vio la Junta de Coordinación Política? Los diputados hablan de que, nuevamente la jefa de Gobierno, tiene una injerencia directa o indirecta en las decisiones del Congreso de la Ciudad de México…

—Bueno, a ver, definitivamente la Ciudad de México tenía una capacidad para tener respuesta sobre esto. La jefa de Gobierno tiene el 10 por ciento del porcentaje presupuestal para poder cambiar el Presupuesto. Estamos hablando de un poco más de 23 mil millones de pesos. Pero, pues, la Jefa de Gobierno menciona que no es suficiente.

“La verdad hay que reconocer que el trabajo de Lupita (Guadalupe Morales, diputada del Partido Morena y presidenta de la Comisión de Presupuesto) ha sido bastante bueno, porque intentó ir acercándose a un Proyecto de Dictamen que no diera toda la libertad a la Jefatura de Gobierno para determinar qué hacer con todo el Presupuesto de la Ciudad.”

Continúa: “La situación es que creemos que no se alcanzó los niveles adecuados y que sí, efectivamente, prácticamente perderemos. El Congreso de la Ciudad de México pierde la posibilidad y la capacidad de determinar uno de los asuntos más importantes que está en las responsabilidades de nosotros los diputados: el Presupuesto de la Ciudad de México”.

 

“El Congreso de la Ciudad de México pierde la posibilidad y la capacidad de determinar uno de los asuntos más importantes que está en las responsabilidades de nosotros los diputados: el Presupuesto de la Ciudad de México”.

 

¿Entonces a la Jefa de Gobierno se le dieron, de alguna manera, más facultades legislativas para intervenir en la parte presupuestal de la CDMX?

—Sí, claro, por supuesto. Se le dieron muchísimas más libertades, donde prácticamente el Presupuesto de la Ciudad de México no solo es decidido por la Secretaría de Finanzas, sino también creemos que esa no es su labor y, por lo tanto, el mismo Congreso pierde esa autonomía y esa decisión fundamental, que es parte de nuestras responsabilidades.

“Se le dieron (a Claudia Sheinbaum) muchísimas más libertades, en las que prácticamente el Presupuesto de la Ciudad de México, no solo es decidido por la Secretaria de Finanzas.»

 

“Imposible ceder el control del Presupuesto al Gobierno, hay que evitar la centralización.»

 

—Y está perdida de autonomía, en este Primer Congreso de la Ciudad de México y en este Gobierno de Claudia Sheinbaum, ¿no considera que esta pérdida de autonomía da una imagen de que no hay un respeto entre los Poderes Legislativo y Ejecutivo?

—Sí. Mira, a ver: la situación es que comprendemos que la condición en la que se encuentra la Ciudad de México es compleja. No es tan sencillo decir: que la Jefa de Gobierno, no está respetando la División de Poderes y la democracia; comprendemos esa parte.

 

“Pero tampoco podemos ceder el control del Presupuesto a la Jefatura de Gobierno, porque estaría completamente centralizada esa situación. Entonces necesitamos llegar a un punto intermedio.”

 

“Pero tampoco podemos ceder el control del Presupuesto a la Jefatura de Gobierno, porque estaría completamente centralizada esa situación. Entonces necesitamos llegar a un punto intermedio. Nosotros confiamos en que la Jefatura de Gobierno va a tener la capacidad de comprender la complejidad de esta decisión.

“Nosotros debemos tener empatía de las condiciones que prevalecen en este momento, pero también comprender la complejidad de una decisión de esta magnitud y del no respeto a la División de Poderes. Pero pues, que venga de ellos la posibilidad de tomar una decisión para poder cambiar y poder poner unos “candados” más en el dictamen.”

Y continúa: “Qué nos permitan no perder más facultades del Poder Legislativo. Y que también le permitan a la jefa de Gobierno tener respuestas adecuadas, concisas, ante la crisis que ha generado la pandemia COVID-19.

 

“Qué nos permitan no perder más facultades del Poder Legislativo. Y que también le permitan a la jefa de Gobierno tener respuestas adecuadas”.

 

Camacho Bastida confirma que se perfila una reunión en el Congreso local, que sería a distancia o presencial, para establecer acuerdos que posibiliten tener las mejores condiciones presupuestales en beneficio de la ciudadanía.

—¿Se estaría comentando en la Sesión Extraordinaria convocada este viernesm de buscar esta paridad de fuerzas, este equilibrio con el Ejecutivo? Se estaría buscando en el Periodo Extraordinario?

—Se está llamando a una Sesión presencial, lo cual, pues también está conflictuando en el Congreso, pues habíamos acordado que las Sesiones iban a ser virtuales. Todavía no se sabe cuál va a serla decisión final. Vamos a esperar cómo se mueven las decisiones en los Grupos Parlamentarios, así como también en la Jefatura de Gobierno. Lo más importante es tomar la mejor decisión para la ciudadanía’.

—¿Usted que considera que sea lo más, de entre una Sesión virtual y una presencial? ¿Ha funcionado la reforma que se hizo en el Congreso para sesionar virtualmente? ¿Es la misma manera de legislar?

Por supuesto. En las Sesiones virtuales se ha logrado consensuar acuerdos que nos permiten avanzar con mayorías absolutas. Esto permite que tengamos mayor capacidad de acuerdo. Pero es obvio que se está llamando a una Sesión presencial para poder planchar; vamos a ver qué situación se está dando, si es conveniente que sea virtual, o si es conveniente que sea presencial y cuál es el siguiente paso a seguir, y que la ciudadanía no quede en el abandono.