Desgraciadamente, existen muchos actores en la comunidad de las ONG que no son responsables ni éticos en modo alguno. Actualmente toleran prácticas previamente inaceptables, razón de tener un código para cuidar; vigilar y ayudar a las partes interesadas para poder  identificar, evadir y detectar las ONG “simuladoras” e irresponsables; violentas y defensoras de intereses económicos, políticos y religiosos; como lo afirma el código de ética de la WANGO; acciones que se han vivido últimamente en México y la península de Yucatán.

El código de ética y conducta para las ONG fue formulado por un comité internacional que representó a un amplio espectro de la comunidad, donde estuvieron incluidos líderes de las ONG de todas las regiones del mundo.

Desarrollado bajo el auspicio de la Asociación Mundial de Organizaciones No-Gubernamentales (World Association of Non-Governmental Organizations – WANGO).

El Código de ética y Conducta para las ONG, se considera a una ONG en su contexto más amplio: como organización sin-fines-de-lucro y no-gubernamental.

Te puede interesar: Ejemplar condenas a ambientalistas de Greenpeace por delitos contra empresas

DOBLE MORAL LAS ONG QUE MANIPULAN CÓDIGO DE ÉTICA

Las ONG tienen la responsabilidad con ellas mismas en pro del bienestar de otros y hacerlo de acuerdo al más elevado código de conducta ética. Desgraciadamente, “con doble moral”; existen muchos actores en la comunidad de las ONG que no son responsables ni éticos en modo alguno. Otras ONG quizás han comenzado con ideales mucho más elevados, como defensores del medio ambiente o luchadores contra la pobreza; pero actualmente toleran prácticas previamente inaceptables.

Algunas ONG incluso ni siquiera entienden el grado de disposición necesario en lo que se refiere a sus actividades; así como su gobernabilidad y sus compromisos que asumieron al aceptar su registro.

Por eso todas las ONG, aún incluso las más sinceras y desinteresadas, pueden beneficiarse de un código de ética y conducta que se identifique sistemáticamente con prácticas y niveles éticos aceptables.

La adopción de un código de fortalecimiento interno idóneo no sólo suministra un adecuado contenido ético para la ONG, sino que también provee un control ético para esa ONG; y también sirve como un estatuto o declaración para los beneficiarios, donantes y el público mostrando que dicha ONG toma con seriedad el mantenimiento de elevados estándares.

El código incluye principios fundamentales, operativos y aquellas pautas o patrones que sirvan de guía para las acciones y para la administración de las organizaciones no gubernamentales.

Puede interesararte también: “La verdad abre paso; proyectos van”, afirma AMLO a ONGs “farsantes”

Cabe destacar que de acuerdo con los datos del Sistema de Información del Registro Federal de las OSC del Instituto Nacional de Desarrollo Social, al 30 de junio de 2019, en nuestro país existían 42,269 OSC.

Muchas violentan cada día su conducta, sus objetivos e ignoran un código de ética; creen sólo tener derechos para consigo mismo.

Tal es el caso, uno de los más evidentes y escandalosos; la exhibición “de doble moral “ que hizo la Presidencia a varias organizaciones de México y en especial a las del sureste y península de Yucatán; que ignoran un código de ética” y son beneficiadas por organizaciones extranjeras, como: Indignación, A. C. Promoción y Defensa de los Derechos Humanos (Mérida, Yuc; CCMS, Animal Político, CRIPX, DIMO, Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, así como México Evalúa; el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), la Fundación para el Debido Proceso (DPLF), el Consejo Regional Indígena y Popular de Xpujil (CRIPX).

UNA MANERA DE LUCRAR CON RECURSOS DEL EXTRANJERO

Las fundaciones extranjeras que supuestamente entregan dinero a los opositores están W.K. Kellog, Ford y Fundaciones alemanas como Misereor; Caritas y Adveníat.

Muchas reciben apoyos de “ayuda a ayudar” sean de perfil religiosas, católicas o de función social; pero pierden el rumbo por algunos miembros que no respetan los códigos de ética; como la Comité de Derechos Humanos “Fr. Pedro Lorenzo de la Nada”, A. C. (Ocosingo, Chis.); Comité de Derechos Humanos “Sierra Norte de Veracruz”, A. C.; Comité de Derechos Humanos de Comalcalco, A. C. (CODEHUCO) (Comalcalco, Tab); Comité de Derechos Humanos de Tabasco, A. C. (CODEHUTAB) (Villahermosa, Tab); Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia (Ciudad de México); Asociación para la Defensa de los Derechos Ciudadanos “Miguel Hidalgo”; Centro “Fray Julián Garcés” Derechos Humanos y Desarrollo Local, A. C. (Tlaxcala, Tlax.).

Centro de Derechos de la Mujeres de Chiapas (San Cristóbal de Las Casas, Chis.); Centro de Derechos Humanos “Fray Bartolomé de Las Casas”, A. C. (San Cristóbal de Las Casas, Chis); Centro de Derechos Humanos “Fray Matías de Córdova”, A.C. (Tapachula, Chis.); Centro de Derechos Humanos “Miguel Agustín Pro Juárez”, A. C. (Cdmx); Centro de Derechos Humanos Toaltepeyolo (Orizaba, Veracruz); Centro de Derechos Indígenas “Flor y Canto”, A. C. (Oaxaca, Oax.); Ciencia Social Alternativa, A.C. KOOKAY (Mérida, Yuc.); Humanos “Mahatma Gandhi”, A. C. (Tuxtepec, Oax.).

Así como Comité Cristiano de Solidaridad Monseñor Romero (Ciudad de México); Comité de Defensa de las Libertades Indígenas (Palenque, Chis.); Comité de Defensa Integral de Derechos Humanos Gobixha A.C. (Oaxaca, Oax.);  Red Solidaria de Derechos Humanos, A.C. (Morelia, Michoacán); Respuesta Alternativa, A. C.; Servicio, Paz y Justicia de Tabasco, A.C. (SERPATAB) (Villahermosa, Tab.); Voces Mesoamericanas, Acción con Pueblos Migrantes AC (San Cristobal de las Casas, Chiapas).

Te recomendamos: ONGs dañan y violan derechos humanos a empresas

El código ética enuncia los valores, principios, pautas éticas y de conducta que conforman la cultura organizacional de la misma; vinculado a la moral. Es el reflejo de cómo espera la dirección que se comporte la entidad y cada uno de sus integrantes. La organización sin ánimo de lucro, establece cuáles son las conductas óptimas, las deseadas, las prohibidas y obligatorias; además de sanciones y recompensas en función de su ejecución.  También sirve como mecanismo de garantía de la buena imagen y reputación de la organización  y protege al capital humano frente a posibles injusticias que puedan desencadenarse en el seno de la organización.

En estos últimos años hemos sido testigos de un dramático incremento en importancia, número y diversidad de las organizaciones no-gubernamentales (las ONG).  Es notoria la flexibilidad de las ONG y su forma de conectarse con las bases populares para ayudarlas a movilizarse en el tema de generar rápidamente recursos en zonas especialmente afectadas. Sus frecuentes compromisos únicos y fuertes motivaciones han generado un poder cívico que tal vez otras instituciones no tengan. Sin embargo, del mismo modo en que fue creciendo esa importancia, también fue aumentando su responsabilidad y con ello los abusos y apoyar intereses ajenos a los de las organizaciones.

Las ONG tienen la responsabilidad de ser transparentes, honestas, responsables y éticas; así como para dar una información fidedigna y no deben generar situaciones de manipulación para beneficio personal de sus dirigentes o integrantes de su staff.

Las ONG tienen la vocación de ir más allá de los límites de raza, religión, etnias, cultura y política. Tienen la obligación de respetar a cada persona, fundamentalmente en lo referente a los derechos humanos.

También las ONG deben tener un sistema de gobierno adecuado. Tienen que ser cuidadosas en todo lo que se refiera al dinero público, actuando con una gran seriedad que genere confianza pública y no hacer mal uso del dinero público para propósitos egoístas.

Las ONG tienen la obligación de no permanecer alineadas a ningún gobierno particular o formar parte de la oposición, en pos de un beneficio exclusivamente personal o de corto alcance, y tampoco pueden llegar a ser controladas por ningún cuerpo gubernamental.

El código de ética, fue desarrollado bajo el auspicio de la Asociación Mundial de Organizaciones No-Gubernamentales (World Association of Non-Governmental Organizations – WANGO), Código de ética y Conducta para las ONG formulado por un comité internacional que representó a un amplio espectro de la comunidad, donde estuvieron incluidos líderes de las ONG de todo del mundo.

Te recomendamos también: Neoliberales tenían bien “apergollados” a los ambientalistas; ni amparos, ni protestas: AMLO

El término “ONG,”  abarca un amplio grupo caleidoscópico de organizaciones sin fines de lucro, que a su vez abraza una variedad de programas, causas e ideologías, que son diferentes en amplitud, recursos y niveles de organización. Para el propósito de la elaboración de El Código de ética y Conducta para las ONG, se considera a una ONG en su contexto más amplio: como organización sin-fines-de-lucro y no-gubernamental.

El código es aplicable para las organizaciones que se enfocan en programas internacionales, así como para aquellas que buscan el mejoramiento de los asuntos referidos a la comunidad local, y esto es tanto para las “ONG del Norte,” como para las “ONG del Sur.”

Las reglas del código son cuatro aplicables independientemente del enfoque de la ONG, ya sea para la ayuda humanitaria, promoción o apoyo, prevención de conflictos, investigación, educación, así como monitoreo de los derechos humanos, cuidado de la salud, o acciones en el medio ambiente.

En este mismo sentido, las ONG tienen también la tarea específica de mantener los niveles éticos más elevados y permanecer en ese curso, en lo referido a lo que ellas mismas han de practicar a nivel interno y a la vez establecer una perspectiva de servicio. Esta es la esperanza que quiere generar El código de ética y Conducta para las ONG, para que pueda ayudar, en todo y no pierdan el rumbo ni objetivos.

Lee también: “Culpables” ONGS de ultraderecha que quiten financiamiento a fundaciones altruistas

NECESARIO CÓDIGO DE ÉTICA: WANGO

La Asociación Mundial de Organizaciones No-Gubernamentales (WANGO), realizó el lanzamiento y la elaboración del CODIGO DE ETICA Y CONDUCTA PARA LAS ONG. WANGO es una de las preeminentes asociaciones de membresía de ONG en el mundo. La membresía de la Asociación cubre totalmente el vasto espectro del mundo de las ONG, que se extiende desde la pequeña organización sin fines de lucro focalizada en sus comunidades locales a las mayores, pasando por organizaciones con agendas globales, desde las naciones menos desarrolladas hasta los países más ricos.

La misión de la Asociación es servir a sus miembros fortaleciendo y animando al sector no-gubernamental como a un todo, e incrementando la comprensión publica sobre la comunidad no-gubernamental; suministrando el mecanismo de apoyo necesario para que las ONG se conecten entre sí, se asocien unas con otras y multipliquen de ese modo las contribuciones para ayudar a la humanidad en la resolución de conflictos básicos. Que dejen la doble moral y manipular las conciencias para intereses personales, políticos y económicos.