CDMX, octubre 2020.- Con el fin de sancionar a los famosos “Monta-choques” hasta con 18 años de prisión y multas superiores a 173 mil pesos, el diputado local de Morena, Nazario Norberto Sánchez, presentó una iniciativa que adiciona una fracción IV al artículo 236 del Código Penal vigente.

Dicha sanción se impondrá a quien “provoque intencionalmente un accidente automovilístico o emplee cualquier mecanismo o amenaza para hacer creer a la víctima que ésta provocó el accidente”, destacó a señalar que el delito de extorsión es una conducta que se ha mantenido latente incluso durante el periodo de confinamiento por la pandemia de
COVID-19, a nivel local y nacional.

El legislador lamentó que la delincuencia se actualiza cada vez más para seguir lacerando la tranquilidad de las personas que habitamos y transitamos en la Ciudad de México, y el nuevo modus operandi de extorsión, según la Secretaría de Seguridad Ciudadana capitalina, consiste en “impactar un vehículo contra otro y después exigir una cantidad de dinero en efectivo para resarcir el daño”.

“Y se ha señalado que las personas que provocan los accidentes automovilísticos exigen un pago entre 15 mil y 30 mil pesos, con el propósito de no llamar “a los seguros” y supuestamente “economizar el tiempo” de las partes en conflicto, sin embargo, se han distinguido también porque intimidan, amenazan y a veces golpean a las víctimas”,
mencionó.

Nazario Norberto recordó que el pasado 25 de mayo fueron ubicadas 4 supuestas bandas de monta-choques que operaban principalmente en avenida Constituyentes, Periférico con dirección al sur, Oceanía, Circuito Interior, así como un tramo amplio de calzada Ermita-Iztapalapa y recientemente, el pasado 21 de octubre detuvieron a dos probables responsables de 19 y 45 años de edad en Iztapalapa, quienes extorsionaban a las personas con 13 mil pesos por la reparación del daño, luego de que provocaron un choque contra su
vehículo.

El legislador de Morena dijo que la Secretaria de Seguridad Ciudadana hizo un llamado a los automovilistas a que mantengan la calma, llamen al 911 y permanezcan en su vehículo, además de verificar que el personal de la aseguradora cuente con las identificaciones correspondientes; no perder de vista sus pertenencias, llaves y documentos del vehículo, no ofrecer dinero a cambio de acelerar el proceso de evaluación de daños y estar presente en todo momento durante el proceso de verificación por parte de la empresa.

Finalmente, Norberto Sánchez recalcó que desde el Poder Legislativo “debemos generar políticas públicas que ayuden a prevenir y sancionar conductas que atentan contra nuestra vida, patrimonio o libertad, es decir, establecer disposiciones de carácter penal que atiendan las necesidades y realidades de esta urbe”.