Algunos legisladores republicanos criticaron la denuncia infundada del presidente Donald Trump de que los demócratas intentan ‘robar’  la elección, y afirmaron que esas declaraciones socavan el proceso político y el concepto fundamental de que se debe contar los votos de todos los ciudadanos.

El senador Pat Toomey de Pensilvania, cuyo estado es clave para el resultado de la elección presidencial, dijo el viernes que no encontró pruebas que fundamenten la denuncia de fraude de Trump en la víspera.

El discurso del presidente anoche fue muy perturbador para ní porque hizo denuncias muy, muy graves sin respaldarlas con evidencia», dijo Toomey a la cadena CBS.

Yo voté por el presidente Trump. Yo respaldé al presidente Trump. Yo quiero que el próximo presidente sea la persona que gane legítimamente el Colegio Electoral y aceptaré a quien sea».

Trump, quien desde hace semanas ha multiplicado sus quejas sobre las boletas por correo, dijo en la Casa Blanca el jueves por la noche que el proceso de recuento es injusto y corrupto. No ha respaldado esas denuncias con detalles ni pruebas, y ni las autoridades electorales de los estados ni las federales han reportado casos de fraude generalizado.

El legislador republicano Adam Kinzinger tuiteó que las denuncias presidenciales de fraude se están ‘volviendo dementes’. Si Trump tiene temores ‘legítimos’ de fraude, las debe respaldar con pruebas ante las cortes, dijo Kinzinger, y añadió:

BASTA de difundir desinformación refutada».

El gobernador republicano de Maryland, Larry Hogan, un posible contendiente por la presidencia en 2024, dijo inequívocamente:

Las declaraciones del presidente son indefendibles, socavan nuestro proceso democrático. Estados Unidos está contando los votos y debemos respetar los resultados como siempre hemos hecho».

Ninguna elección o persona es más importante que nuestra democracia», tuiteó Hogan.

El senador por Florida Marco Rubio, fue más indirecto: tuiteó el jueves que si algún candidato cree ‘que un estado viola las leyes electorales, tiene el derecho de impugnar en una corte y presentar evidencia que respalde sus señalamientos’.
Rubio había declarado horas antes que ‘tomarse días para contar los votos legalmente emitidos NO es un fraude. Y las impugnaciones legales a los votos presentados después del plazo legal de votación NO es supresión’.