Robocar, el primer coche de carrera eléctrico sin conductor

0
70

CDMX, a 27 de Mayo 2017.- El Robocar –el primer coche de carrera eléctrico sin conductor del mundo– diseñado por Daniel Simon, conocido por sus diseños para filmes de ciencia ficción en Hollywood y desarrollado por la empresa Roborace (http://roborace.com/) cuenta con un despliegue de tecnologías avanzadas y complejas.

Este vehículo fue presentado durante el último Mobile World Congress, MWC17, celebrado en Barcelona (España), por la empresa responsable del Robocar y de un campeonato de carreras de coches autónomos (sin piloto), eléctricos y dotados de inteligencia artificial.

Las carreras de Roborace tendrán lugar en los mismos circuitos y como complemento del campeonato de Fórmula E, una competición internacional de coches monoplazas eléctricos, que incluye carreras en circuitos de distintos países.

Robocar. Image by Chief Design Officer Daniel Simon / Roborace Ltd.

Este atrevido diseño estará participando en la Fórmula E, en la Ciudad de México, Mónaco, París, Berlín, Bruselas, Nueva York y Montreal.

El coche, diseñado por Daniel Simon, un diseñador que ha creado vehículos futuristas para éxitos de taquilla de Hollywood como “Tron Legacy”, “Oblivion” o” Captain America” , pesa 975 kilogramos y mide 4.8 metros de largo y 2 metros de ancho.

El coche utiliza  tecnologías para ‘conducirse’ a sí mismo, incluyendo cinco dispositivos que miden la distancia entre un emisor y un objeto o superficie mediante un láser, dos radares, 18 sensores de ultrasonidos, dos sensores ópticos de velocidad, seis cámaras con inteligencia artificial (IA) y posicionamiento mediante GNSS (sistema global de navegación por satélite), según Roborace.

El corazón de este coche son sus motores y sus sentidos los sensores, la inteligencia del Robocar es su potentísimo cerebro electrónico Nvidia Drive PX2, capaz de manejar hasta 24 trillones de operaciones de IA por segundo, las cuales son programadas por los equipos ingenieros informáticos utilizando algoritmos complejos.

El cerebro Nvidia Drive PX2 utiliza recursos de inteligencia artificial como el aprendizaje profundo basado en la situación, que le permite “tomar consciencia” de todo lo que ocurre en 360 grados alrededor del coche, para poder determinar con precisión dónde está el vehículo en cada instante y calcular una trayectoria segura y eficiente, según Rob Csongor, de NVIDIA.

Otros dos socios claves del Robocar son el fabricante francés  Michelin y la compañía británica de camiones eléctricos Charge, que proporcionan, respectivamente, una nueva generación de neumáticos para vehículos autónomos y los motores eléctricos y sus sistemas electrónicos asociados.

El Robocar –el primer coche de carrera eléctrico sin conductor del mundo– diseñado por Daniel Simon, conocido por sus diseños para filmes de ciencia ficción en Hollywood y desarrollado por la empresa Roborace (http://roborace.com/) es una mezcla de KITT y Scalextric, pero con un despliegue de tecnologías mucho más avanzadas y complejas.

Este vehículo fue presentado durante el último Mobile World Congress, MWC17, celebrado en Barcelona (España) del 27 de febrero al 2 marzo de 2017, según Roborace, empresa responsable del Robocar y de un campeonato de carreras de coches autónomos (sin piloto), eléctricos y dotados de inteligencia artificial.

Las carreras de Roborace tendrán lugar en los mismos circuitos y como complemento del campeonato de Fórmula E, una competición internacional de coches monoplazas eléctricos, que incluye carreras en circuitos de distintos países.

Denis Sverdlov y Daniel Simon, director ejecutivo y jefe de diseño de Roborace, respectivamente, definen  este campeonato como una plataforma para que los mejores ingenieros del mundo realicen avances en el software que cambiará nuestras carreteras para mejor.

 

 

UNA MÁQUINA BELLA QUE DESPIERTA EMOCIONES.

El coche, diseñado por Daniel Simon, un diseñador que ha creado vehículos futuristas para éxitos de taquilla de Hollywood como “Tron Legacy”, “Oblivion” o” Captain America” , pesa 975 kilogramos y mide 4,8 metros de largo y 2 metros de ancho, informa a Efe, Victoria Tomlinson, responsable internacional de comunicaciones de Roborace.

 

“El Robocar tiene 4 motores de 300 kW (kilovatios) de potencia cada uno, una batería de 540 kW, está fabricado principalmente con fibra de carbono y será capaz de alcanzar velocidades superiores a los 320 kph (kilómetros por hora)”, según Tomlinson.

El coche utiliza  tecnologías para ‘conducirse’ a sí mismo, incluyendo cinco lidares (dispositivos que miden la distancia entre un emisor y un objeto o superficie mediante un láser), dos radares, 18 sensores de ultrasonidos, dos sensores ópticos de velocidad, seis cámaras con inteligencia artificial (IA) y posicionamiento mediante GNSS (sistema global de navegación por satélite),  según Roborace.

Si el corazón de este coche son sus motores y sus sentidos los sensores, la inteligencia del Robocar es su potentísimo cerebro electrónico Nvidia Drive PX2, capaz de manejar hasta 24 trillones de operaciones de IA por segundo, las cuales son programadas por los equipos ingenieros informáticos utilizando algoritmos complejos, según esta misma fuente.

Comments are closed.