Radicales o no radicales, la corruptela debe acabar

El senador César Cravioto, integrante de la bancada de Morena se perfila como la mejor opción de su partido para una verdadera reestructuración interna en la que la apertura a todo tipo de ideologías es la guía. Recuperar el sentido de unidad y el respeto son claves para avanzar.

El senador afirmó recientemente que nadie será excluido o relegado al interior del partido, «al menos que alguno se quiera autoexcluir» con sus propias acciones. El tiempo de renovación y limpieza en México ya comenzó y avanza sin miramientos. No hay otra opción más camino que mirar de frente y seguir trabajando por la armonía en todos los sectores de la nación y ese es un trabajo de todos los días.

 

Las posturas radicales entorpecen todo proceso, pero afortunadamente la derecha ha sido reemplazada por una izquierda sensata y armónica. Dentro de MORENA puede haber distintas visiones sobre un mismo asunto, distintas miradas a una sola nación, lo cierto es que la época de los radicalismos quedó atrás, incluidas las filas internas del partido.

 

El respaldo de los 30 millones de votos que dieron la victoria al Presidente de la República sigue siendo contundente a todos los niveles y el partido se fortalece mientras sus integrantes sigan en la consciencia del trabajo y el apoyo a los procesos centrales actuales como la Revocación de Mandato y el impulso a la Ley a la Industria Eléctrica, hasta su aprobación. La certeza y compromiso del senador César Cravioto lo compromete a seguir trabajando en el presente, y lo aleja de las rebatingas  que se enfocan en el proceso electoral del 2024.

Morena es un movimiento democrático amplio, donde han participado actores de distintas corrientes y partidos y con distintas filosofías, y esa es una de las fortalezas de Morena, la pluralidad de actores que lo enriquecen.

Cravioto se declara comprometido con el trabajo de la Cuarta Transformación, iniciado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador e invita a todo aquel que quiera sumarse al proceso de trabajo que fortalezca no solo al partido, también a México. Una visión política de unión y trabajo es lo que ofrece el senador morenista