‘Teletrabajo’ podría ser ley

0
51

CDMX, a 7 de julio 2017.- El diputado Víctor Hugo Romo Guerra anunció que desde la Asamblea Legislativa prepara una iniciativa sin precedente, para normar y promover el llamado teletrabajo en la Ciudad de México.

El también presidente de la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Asamblea Legislativa, aseguró que es momento de impulsar el teletrabajo, conocido como trabajo a distancia, y garantizarle a quienes ya están contratados mediante este sistema seguridad social y condiciones laborales dignas.

Dijo que este sistema permite trabajar en un sitio diferente a la tradicional oficina, “ya que se realiza en un lugar alejado de la central de la empresa o de las instalaciones de producción, mediante el aprovechamiento de nuevas tecnologías de la información y la comunicación”.

Resaltó que es una opción inmejorable, propuesta e impulsada por el propio jefe de gobierno, el doctor Miguel Ángel Mancera, para propiciar sustentabilidad, fortalecer la convivencia familiar y contribuir a evitar la contaminación ambiental, “es una realidad que ya nos alcanzó y debe considerarse en la ley”.

Durante su participación en el Primer Foro sobre Teletrabajo en la Ciudad de México, en el salón Olmeca del World Trade Center, el legislador destacó que en esta normatividad se contempla una guía técnica para la promoción de la salud y la prevención de los riesgos laborales en el teletrabajo, también conocido como home office.

En el encuentro organizado por la secretaria del Trabajo y Fomento al Empleo capitalina, Amalia García y al que acudieron autoridades, especialistas, empresarios y trabajadores, Romo Guerra señaló que “es necesario integrar este concepto al Modelo Educativo de la CDMX, y desplegar campañas dirigidas a garantizar que las empresas y dependencias cumplan con normas y reglamentos sobre el teletrabajo”.

También conviene considerar incentivos para las empresas, “porque ellas impulsarán el home office, y el Poder Legislativo con el Gobierno Local tiene que hacer su parte diseñando la regulación correspondiente, aunque la iniciativa privada es quien pondrá la mayoría de los esquemas”, apuntó.

Resaltó la necesidad de considerar la capacitación para definir los espacios apropiados y seguros que no afecten al teletrabajador ni intervengan negativamente con la ejecución de las tareas y responsabilidades.

“Además, tienen que considerarse medidas de prevención y control en cuanto al orden, aseo de los espacios, disciplina en el área laboral, manejo de riesgos electrónicos, medidas de emergencias, así como cancelar riesgos sanitarios, biomédicos, garantizar conservación auditiva y manejo del estrés”, detalló.

Asimismo –dijo Romo- consideramos aplicable la existencia de una inspección de trabajo para actividades intelectuales que practiquen la modalidad del teletrabajo, teniendo en cuenta que entre las principales características del esquema está la evaluación por resultados.

El perredista informó que el teletrabajo en México existe, pero no está definido en la ley, además que hay diferentes modalidades como el online (conectado), que usan los vendedores de seguros o diseñadores gráficos; el oneway line o two way, usado por call centers y telemarketing, o el off line, que manejan vendedores en línea para empresas como Facebook, Amazon, Ebay, Mercado Libre, entre otros.

“El teletrabajo se pude ejecutar en casa, en un telecentro o puede ser móvil y por el momento puede tener dos esquemas: el pendular, en el que las labores pueden hacerse fuera o dentro de la empresa (en ocasiones debe acudir el teletrabajador), sólo cuando es requerido o necesario, y el absolutamente externo, usado por lo general por programadores y desarrolladores de software”, explicó.

Existen países como Colombia, dijo Romo, donde se reconoce el teletrabajo desde 2008, mientras que en España, por ejemplo, ya está regulado en el Estatuto de los Trabajadores.

Finalmente, destacó que en una ciudad tan compleja como la que vivimos “debemos considerar que el teletrabajo tiene mucho futuro, y por ello desarrollaremos un producto legislativo que esté a la altura de los tiempos tecnológicos, pero con leyes y reglamentos de vanguardia”.

Comments are closed.