Ciudad de México, 02 Julio  (CDMX MAGACÍN).-La aplicación del programa Conduce sin alcohol se reinició de forma gradual desde el 1 de julio en la Ciudad de México, luego de su suspensión por la pandemia de Covid-19.

Con la activación del semáforo naranja en la capital del país, algunas actividades económicas como restaurantes, volvieron a la actividad, por lo que las autoridades implementarán de nuevo el llamado alcoholímetro y con esto, las sanciones para quien infrinja los lineamientos establecidos.

Para la aplicación del programa, los operadores tomarán medidas sanitarias a fin de evitar contagios por coronavirus.

Ante esto, el personal revisará a los conductores a una distancia mayor a 90 centímetros; usarán cubrebocas, mascarillas y guantes desechables.

Previamente y al finalizar el turno, los servidores lavarán y desinfectarán las unidades móviles, y limpiarán diariamente los uniformes y botas que utilicen.

Las pruebas de aliento quedan suspendidas por el momento. El grado de embriaguez de los automovilistas se determinará a través de indicios como conducción errática, conductas evasivas o agresivas, exceso de velocidad, entre otros, en caso de detectar estos comportamientos, se podrán utilizar alcoholímetros.