Causan imparable contaminación 320 gasolineras en Yucatán

  • Son 320 gasolineras que causan una imparable contaminación en el estado de Yucatán.

Sufren ciudadanos la emisión de sustancias contaminantes en gasolineras; se producen en líquido, sólido o gaseoso; como los vertidos contaminados y las descargas directas sobre aguas superficiales, así como las filtraciones hacia aguas subterráneas; urgen controles y frenar verdadera contaminación.

En aumento y  alarmante ver como el nivel de contaminación que producen las gasolineras en nuestras ciudades es imparable. Este es un punto que ha pasado desapercibido a nivel municipal; estatal y mundial, pero los efectos que se están dando han dado motivo a investigaciones más profundas por los graves daños al medio ambiente. Según datos del Inegi entre el 2020 y 2021 tiempos de pandemia se aperturaron 55 estaciones de servicios; es decir un incremento del 17.1%; se tiene proyectado que para cubrir las necesidades de los yucatecos deberían haber más de 500 gasolineras; de este total el 75% están en Mérida.

Causan imparable contaminación 320 gasolineras en Yucatán

Cada día las gasolineras contaminan más  y ponen en peligro a vecinos de Mérida; los daños son añejos y recrudecen ahora  la contaminación como lo han denunciado los vecinos de la capital.

Es innegable el riesgo de contaminación que existe alrededor de las estaciones de servicio de combustible si éstas no observan las medidas pertinentes para evitar filtraciones al subsuelo; quienes habitan en las cercanías de las gasolineras en han alertado  que desde hace muchos años viven sufriendo los estragos ocasionados por grave contaminación al medio ambiente y al ser humano.

Los dueños de las empresas y corporativos gasolineros propone o busca solución  en coordinación con las autoridades como seria con la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (Seduma), quien ha revelado que en ninguna de las regulaciones sobre protección al medio ambiente o desarrollo inmobiliario, existen obligaciones para que los empresarios en el sentido de tener o destinar algún porcentaje a áreas verdes, a pesar que destinar al menos un 15 por ciento del espacio ayuda a generar microclimas y tener una mejor filtración de agua al subsuelo; pero eso no los prescinde de la responsabilidad social y el gran peligro con que exponen a toda una población y al ecosistema.

La emisión de sustancias contaminantes en gasolineras se produce en los tres estados de la materia: líquido, sólido o gaseoso. Entre las emisiones en estado líquido se encuentran los vertidos contaminados y las descargas directas sobre aguas superficiales, así como las filtraciones hacia aguas subterráneas. Las emisiones a la atmósfera están constituidas por emisiones gaseosas (gases procedentes, por ejemplo, de la combustión del CO2 y vapores de gasolinas emitido durante la descarga de combustible en  los tanques). La emisión de sustancias contaminantes sólidas se produce en la atmósfera (como es el caso de polvillo de carácter transitorio) y en las aguas (como los sólidos suspendidos) y, por lo general, se compone de sustancias contaminantes absorbidas a sólidos o disueltas en líquidos.

En las gasolineras, la contaminación del suelo y acuíferos se produce por las posibles fugas de hidrocarburos en  sus instalaciones mecánicas (tanques y tuberías enterradas), y en los derrames superficiales en los procesos de carga de tanques y suministro a vehículos. El agua actúa como medio de transporte alejando los contaminantes a distancias insospechadas. Es por eso recomendable tener mucha precaución en el manejo de una gasolinera, la cual debe de prestar todas las medidas de seguridad necesarias.

Aparentemente, una gasolinera puede ser un lugar exento de cualquier peligro para la salud. Acudimos a ellas a menudo para repostar el depósito de nuestro coche, pero también para muchas otras tareas, como lavar el vehículo o, incluso, comprar revistas y alimentos. Algunas son grandes estaciones con servicio de restauración y áreas de descanso donde reponer fuerzas durante un viaje.

Tanto es así, que se ha subrayado la importancia de que las gasolineras estén lo más alejadas posibles de zonas residenciales, en un mínimo de 50 metros y 100 metros en lugares vulnerables, como centros de salud, hospitales o colegios.

La contaminación del aire, es solo un aspecto del impacto medioambiental. Las gasolineras suelen tener también, un impacto preocupante en los subsuelos, y aguas. Veámoslo más a fondo.

Las sustancias contaminantes en las gasolineras se producen en estado líquido, sólido y gaseoso. Entre las sustancias contaminantes, están los vertidos de residuos sobre aguas, así como filtraciones en aguas subterráneas. Las sustancias sólidas se producen en la atmósfera y en aguas, compuestas de sustancias contaminantes absorbidas a sólidos o disueltas en líquidos.

Contaminación del agua y los subsuelos

Se produce una contaminación del agua debido a los residuos de aceites que son desechados directamente, sin ningún tratamiento.

El agua puede transportar las partículas contaminantes hasta zonas muy alejadas, de ahí que se deban extremar las precauciones en las estaciones de servicio.

Además de esto, también hay que subrayar la contaminación del suelo y acuíferos de las gasolineras, debido a las fugas de combustibles, por ejemplo, en los tanques o tuberías, o en los derrames que se producen al cargar los tanques de combustible o al repostar un vehículo.

Contaminación del aire de especial peligro para las personas

En cuanto a las sustancias en estado gaseoso, se trata de emisiones de gases procedentes de la combustión del CO2 y vapores emitidos durante la descarga de los combustibles en los tanques de la estación. En este sentido, una reparación de depósitos para acondicionarlos permitiría reducir las emisiones de estos gases contaminantes en la fase de descarga del combustible.

Según recogen algunas investigaciones, en las gasolineras se registran altos niveles de algunos componentes presentes en los combustibles, como el benceno de la gasolina. Esta sustancia aumenta claramente la posibilidad de padecer cáncer, lo cual, es especialmente preocupante para las personas que viven cerca y, más aún, para las que trabajan en una gasolinera.

El aire que se respira en las estaciones de servicio y en los alrededores contiene partículas que proceden de la evaporación de los combustibles que se produce en las operaciones de carga, descarga y repostaje, así como en las fugas de combustible líquido.

Causan una imparable contaminación las gasolineras.

La contaminación en estaciones de servicio final del formulario

Las estaciones de servicio, al ser instalaciones destinadas a la venta al público de gasolinas, gasóleos, y Lubricantes para automóviles, conllevan un riesgo potencial de contaminación de suelos y aguas subterráneas.

Una estación de servicio, en sí misma no es una instalación contaminante, sino que los riesgos de contaminación se derivan de la naturaleza de los productos que se comercializan en ellas. El mal estado de las instalaciones de  almacenamiento, y descuidos de los operarios y/o usuarios pueden provocar episodios de contaminantes.

En la tabla siguiente se aprecian los posibles tipos de contaminación que se pueden suceder en una estación de servicio.

Las fuentes de contaminación son:

  • Tanques
  • Red de Tuberías
  • Red de Drenaje
  • Foso de cambio de Aceite
  • Lavados de Coches
  • Carga de los tanques
  • Repostaje de vehículos
AFECCIONES AL MEDIO SEGÚN LAS FUENTES DE EMISIÓN EN LAS ESTACIONES DE SERVICIO
Fuente Fuente de contaminación Contaminante Medios afectados
Tanques Derrame de producto debido al mal estado de conservación, por corrosión. Hidrocarburos Suelo, agua subterránea agua superficial
Filtración de producto derramado por ausencia de cubeto.
Acumulación de vapores de gasolina debido a filtraciones a través del suelo y las instalaciones Vapores de gasolina Ambiente interior, riesgo de explosión
Red de tuberías Perdidas de producto debido al mal estado de conservación, por corrosión, antigüedad, obstrucción Hidrocarburos Suelo, agua subterránea agua superficial
Red de drenaje Pérdidas de producto debido al mal estado de conservación, por corrosión, fisuras, antigüedad. Agua con hidrocarburos Suelo, agua subterránea agua superficial
Foso de cambio de aceite Filtraciones del aceite residual por falta de instalaciones y gestión inadecuada. Aceites lubricantes Suelo, agua subterránea agua superficial
Vertido directo del aceite residual por falta de instalaciones y gestión inadecuada.
Lavado de coches Filtraciones de efluente por ausencia de red de saneamiento o de conexión a lamisma o ausencia de depuradora. Agua con hidrocarburos y detergentes Suelo, agua subterránea agua superficial
Vertido directo del efluente procedente del túnel de lavado.
Carga de los tanques Derrame de producto debido a malas prácticas o descuidos. Hidrocarburos Suelo, agua subterránea agua superficial
Filtración de producto derramado por ausencia de pavimento adecuado.
Acumulación de vapores en el suelo y las instalaciones. Vapores de gasolina (COVs) Ambiente interior, riesgo de explosión
Pérdidas por volatilidad. Vapores de gasolina (COVs) Atmósfera
Repostaje de vehículos Derrame de producto debido a malas prácticas o descuidos. Hidrocarburos Suelo, agua subterránea agua superficial
Filtración de producto derramado por ausencia de pavimento adecuado.
Acumulación de vapores en el suelo y las instalaciones. Vapores de gasolina (COVs) Ambiente interior, riesgo de explosión
Pérdidas por volatilidad. Vapores de gasolina (COVs) Atmósfera

Urgentes controles a gasolineras

De cara a controlar y minimizar una posible contaminación ambiental, la legislación exige un control periódico de las instalaciones de las Estaciones de Servicio.

El control ambiental ha de ser realizado por una empresa acreditada de acuerdo a la norma EN-UNE –ISO 17.020 para la toma de muestras de suelos, agua y gases.  Dichas muestras han de ser analizadas por un laboratorio acreditado de acuerdo a la norma EN-UNE-ISO 17025.

ALS ha desarrollado los métodos analíticos para el análisis de Derivados del petróleo para en muestras de suelo agua y aire.  Así mismo en caso de vertido de producto en una estación de servicio, ALS  puede determinar el tipo de combustible que se ha vertido y dar información que permita la datación del vertido.

ALS ha preparado las siguientes opciones para el control de calidad de las muestras de una Estación de Servicio.

Opción 1:

PAQUETE PARAMETROS  MÉTODO 
Paquete Gasolinera C10 – C28 Fraction (DRO) US EPA Method 8015
C6 – C10 Fraction (GRO) US EPA 8260
Separación de Aromáticos y Alifáticos CSN EN 14039
BTEX, MTBE, ETBE by GCMS US EPA 8260, US EPA 5021A

Opción 2:

PAQUETE  PARAMETROS  MÉTODO 
Paquete Gasolinera II Hidrocarburos Aromáticos Policiclicos (PAHs) US EPA 8270
Hidrocarburos Totales del Petroleo (C10-C40) CSN EN 14039,
Compuestos orgánicos Volátiles (VOCs) US EPA 8260, US EPA 5021A
BTEX, MTBE, ETBE by GCMS US EPA 8260, US EPA 5021A

Medidas de prevención ante contaminación

Las gasolineras deben ubicarse como mínimo, de 50 a 100 metros de distancia de zonas residenciales, centros de salud, hospitales, o colegios. Sin embargo, es frecuente encontrar en España muchas gasolineras dentro de las ciudades y pueblos distribuidos por toda la geografía.

Gasolineras causan una imparable contaminación en Yucatán.

Lógicamente, estas prevenciones son aplicables a las gasolineras de nueva construcción. Pero ¿qué hacemos con las que ya prestan servicio desde hace muchos años en lugares inapropiados?

Recurrir a empresas que proporcionan una solución innovadora a las necesidades de modernización y reparación de depósitos de las estaciones de servicio, con el objetivo de proteger el impacto ambiental y sostenibilidad de los residuos..

Dado el impacto negativo que tiene sobre la salud y medio ambiente en muchos países existen leyes que obligan a ubicar las gasolineras a las afueras de los núcleos urbanos. El problema es que estas poblaciones crecen cada vez más y las gasolineras pasan a quedar dentro de los centros urbanos, cerca de las casas.

Soluciones sostenibles

Gasolineras causan una imparable contaminación en el estado.

Es evidente que las gasolineras son muy necesarias. No solo para desplazarnos con nuestro coche o utilizando el transporte público, sino también para vivir. El combustible es imprescindible para transportar los alimentos que encontramos cada mañana en los supermercados, por citar un ejemplo. Pero conviene tomar las medidas adecuadas para que sean lugares seguros y libres de contaminación.

Es necesario recurrir a una serie de soluciones sostenibles de reparación de depósitos para acondicionar las infraestructuras en las gasolineras. De esta manera, conseguimos que el subsuelo contamine mucho menos y que, tanto los empleados como las personas que vivan cerca no respiren un aire cargado de sustancias perjudiciales para la salud.